Tones and I, una estrella callejera australiana

tones and i

No debe sorprender a nadie que con tres nominaciones, Tones And I sea la estrella de los Premios AIR 2020 de Australia.

Los galardones que se entregan el 1 de octubre en Adelaida deben significar un seguro reconocimiento del éxito mundial “Dance Monkey”.

La canción que siempre sorprende la primera vez que se escucha está nominada como canción independiente del año.

The Kids are Coming, el EP debut de la sorprendente cantante australiana también compite por el premio de mejor  álbum pop independiente y ella -por supuesto- como mejor artista independiente del año.

Dance Monkey encabezó la lista de singles de ARIA durante 24 semanas, un récord de todos los tiempos y en el Reino Unido lo hizo durante 11 semanas. En total alcanzó lo más altos de las listas en más de 30 países.

Anteriormente Tones And I ganó 2 premios APRA Music Awards (incluida la canción del año de Australia), luego de llevarse cuatro trofeos de los ARIA Awards 2019.

La canción, una especie de indie pop, superó ya los siete mil millones de transmisiones en todas las plataformas y sigue.

TONES AND I – DANCE MONKEY (OFFICIAL VIDEO)

Una artista callejera conocida como Tones And I

Toni Watson (su verdadero nombre) confesó a la revista Rolling Stone que ni siquiera había oído hablar de las listas de éxitos cuando su Dance Monkey comenzó a colarse en ellas.

Con 26 años de edad es también productora autodidacta si  saber nada de la industria de la música.

Según su historia, de grabar video en su canal de YouTube pasó a escucharse en las emisoras alternativas australianas con su primer single “Johnny Run Away”.

“Dance Monkey”, en tanto, se hizo popular en sus shows en vivo y luego en los servicios de streaming.

Aunque es su éxito más conocido mundialmente, ella ha dicho que Dance Monkey ni siquiera está entre sus mejores 5 canciones.

Un entrenador vocal le dijo una vez que su voz, simplemente, no tiene ningún rango, pero vaya que es sonora y enamora de inmediato.

Quizás sea cierto. Pero más cierto parece ser que cuando se escuchan sus canciones no es necesario estar borracho para ponerse a bailar esta canción, una de las más pegajosas desde los primeros acordes escritas en los últimos tiempos.

MusicAdictus / Imagen: Youtube

Entradas relacionadas

Deja tu comentario