“Rejoice”, Afrobeat con Hugh Masekela y Tony Allen

rejoice

El difunto trompetista sudafricano Hugh Masekela (1939-2018) está de vuelta con el álbum Rejoice.

El disco parte de grabaciones hechas junto a su amigo el baterista nigeriano residente en París Tony Allen.

Distribuido por el sello británico World Circuit Records, se basa en pistas grabadas hace unos 10 años en el Livingston Studios de Londres.

Según un comunicado con motivo de su lanzamiento el 20 de marzo de 2020, Rejoice tomó cuerpo definitivo en 2019 con el productor Nick Gold (Buena Vista Social Club).

Acompañan a Allen y Masekela: Tom Herbert y Mutale Chashi (bajo), Joe Armon-Jones (teclados) y Steve Williamson (saxo).

Allen declaró que el álbum es “una especie de guiso de jazz y swing sudafricano-nigeriano”.

El Afrobeat, jazz africano

Se dice que Allen y Masekela -conocido como el padre del jazz africano- se conocieron gracias a sus respectivas asociaciones con Fela Kuti.

Pero más allá de multi-instrumentalista y compositor, el nigeriano Fela Kuti es conocido como el fundador del género Afrobeat surgido en los años 60 del siglo XX.

El Afrobeat original agregó posteriormente elementos de música ghanesa, jazz, funk R&B, hip-hop. highlife, dancehall, dub… y varios estilos vocales de África.

Tony Allen & Hugh Masekela – Never (Lagos Never Gonna Be The Same)

Se considera que Fela Kuti dio nombre al género alrededor de 1968. 

Las grabaciones de 2010 se atribuyen a su intención de hacer juntos un álbum de afrobeat.

Tras la muerte de Masekela, Allen y Nick Gold rescataron las cintas y concluyeron la grabación en el mismo estudio original.

Rejoice, unión de 2 almas

Comercialmente el disco es presentado como “la unión de 2 almas que fluyen libremente” más allá de las fronteras. 

Esta proyección queda clara en la instrumentación de Rejoice, pero también en las partes vocales.

En Rejoice puede apreciarse esa mezcla de lenguas africanas propias del género, que motiva a los lingüistas.

Esa mezcla de Yoruba y Ewe, inglés y otros idiomas agrega una fascinación adicional al álbum.

Una buena opción para tiempos de cuarentena que seguro disfrutarán los amantes del jazz en particular y los melómanos que saben apreciar buena música más allá de los géneros.

MusicAdictus

Entradas relacionadas

Deja tu comentario