Hey Jules: No cargues el mundo con tus hombros

hey-jules-beatles

La letra de Hey Jude a subasta en Nueva York.

“Hey Jules: “Don’t carry the world upon your shoulders (no cargues al mundo sobre tus hombros).

Ese fue un consejo que envió Paul McCartney a un niño que enfrentaba el divorcio de sus padres. Un momento antes de que Hey Jude arrollara en las listas musicales mundiales.

“Es muy extraño pensar que alguien ha escrito una canción sobre ti”, comentó años después Julian a quien Paúl dedicó su canción con el objetivo de animarlo ante el rompimiento de sus padres John Lennon y  Cynthia Powell.

La canción  de siete minutos de duración fue la más larga de The Beatles y salió al mercado musical en 1968 como Hey Jude para convertirse en un icono musical.

Su valor cruzó todas las fronteras en especial las del tiempo.

El culto a Hey Jude

Recientemente se informó que la lírica original de McCartney en  “Hey Jude” se subastará en fragmentos en Nueva York el 10 de abril.

Están escritas en una hoja de papel por el Rey.

Sus apuntes se describen como “garabatos” en los que Paul inventó las notas de la canción para enfrentar una grabación de estudio.

Esa es una de las piezas relacionadas con The Beatles que el Hard Rock Cafe en Times Square, Nueva York reunió para ofrecerlas al mejor postor.

Se incluye además un escenario de madera en el que actuaron los  Fab Four en Liverpool.

Son en resumen 300 artículos en el que reluce Hey Jude   la primera producción del sello discográfico Apple Records.

No importó que fuera demasiado prolongada. De cualquier manera se ancló en la cúspide de las listas en todo el mundo acabada de lanzar, en especial en Inglaterra y Estados Unidos.

Julian nunca olvidó Hey Jules, el regalo de Paul.

Las notas de los arreglos musicales fueron subastadas en 1996 y Julian pagó por ellas 25 mil libras esterlinas.

“Es muy extraño pensar que alguien ha escrito una canción sobre ti. Eso sigue conmoviéndome”, comentó públicamente.

“Después del divorcio me pasé un día a ver a Julian y a Cynthia y por el camino se me ocurrió la idea, la frase de “Hey Jules dont make it bad”. Era mi manera de decirle que todo iría bien”, Según explicó en una entrevista reciente el autor.

Después cambió “Jules” por “Jude” para que la publicidad no llegara a molestar a Julian, narró.

Años después de estrenarse, en los años 80 del pasado siglo, grupos seguidores de The Beatles en Londres abrían cada sesión musical escuchándola los siete minutos, completos.

“Ta atrapa para siempre. Es una canción que te atrapa y de cierta manera su cierre es un acercamiento a las voces del cuarteto, a sus juegos vocales”, estimó un integrante de esos clubs en la época.

Musicadictus / Imagen de DarkWorkX (Pixabay)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario