Gibson abre reclamo contra Collings por cabezal

gibson-collings

Gibson presentó un reclamo contra la solicitud de la firma Collings de asentar su cabezal de guitarras como marca registrada.

La oposición se basa en la “probabilidad de confusión” con sus propios diseños.

Collings inició el proceso de registro en abril de 2019, y la ventana para la oposición se abrió el 18 de febrero de 2020. El 17 de junio de 2020 Gibson presentó su argumentación.

El reclamo cita tres marcas registradas de Gibson: Dove Wing, Epiphone de 1939 y Epiphone de 1963.

De acuerdo con la compañía estos modelos forman parte de la familia de diseños distintivos de cabezal de Gibson utilizados en Estados Unidos desde al menos 1922.

Ello incluye fabricación, distribución, promoción, publicidad y venta de sus instrumentos musicales. 

Según la empresa estos diseños de cabezal son distintivos de la marca ante el consumidor y el comercio de instrumentos musicales.

Gibson argumenta prioridad sobre Collings porque sus fechas de uso y registro son anteriores. 

Apunta que como los cabezales de Collings y Gibson son similares y pueden ofrecerse a través de los mismos canales de comercio y de publicidad, podrían causar confusión, error o engaño entre las marcas.

También expone el argumento de la “dilución”. Es decir que la comercialización de los cabezales de Collings perjudica el carácter distintivo porque diluye los diseños de cabezal más notables de Gibson.

Anteriormente Gibson presentó reclamos a otras marcas, entre ellas Satellite Amplifiers y a Kiesel Guitars por 2 de sus modelos.

Gibson abre reclamo contra Collings. Estos son los contendientes:

Collings Guitars tiene su sede en Austin, Texas. La compañía fue fundada en 1973 por Bill Collings y ganó prestigio con su fabricación de instrumentos “boutique”. Fabrica guitarras acústicas y eléctricas, mandolinas y ukeleles.

Gibson tienen su sede en Nashville, Tennessee. Fue fundada en 1894 por Orville Gibson y es una de las mayores compañías de guitarras del mundo.  En 2018 se declaró en bancarrota tras un fallido plan de expansión. Actualmente es propiedad de  la firma de inversiones Kohlberg Kravis Roberts & Co.

MusicAdictus

Entradas relacionadas

Deja tu comentario