El coronavirus y la música: el tug of war de la pandemia.

el coronavirus y la musica

Los analistas de la música que corre continuamente por Internet creen que el coronavirus y la música desarrollan un forcejeo en la red.

En esta especie de tug of war, el tira y afloja clásico en los extremos de una cuerda, a veces va ganando el campo musical y otras el Covid-19.

Los analistas de las transmisiones de audio en la red determinaron que las transmisiones diarias de piezas musicales son 2.096,639,941 en tiempos normales.

En los inicios del dramático tiempo del coronavirus, durante la cual estalló la alarma de la gente, las transmisiones cayeron 1,2 % semana a semana.

Sin embargo, las de video aumentaron en 3 % también cada semana.

El balance negativo por el platillo del audio se rompió.

El mercado de la música se transforma

De cualquier manera la pandemia mundial causó una caída general de las ventas de discos y de las transmisiones en un 0,9 %,

Pero todo parece indicar también que los seguidores del mundo musical decidieron “bajar” sus canciones y espectáculos para verlos después.

Y eso equilibró la pelea

Esa es una sugerencia de que las descargas han sido muchas y compensan la balanza.

El mercado, como siempre dúctil en las nuevas situaciones se ha transformado.

Expertos señalan que la música nueva -que necesita infraestructuras complejas, especialmente los grandes espectáculos de miles de seguidores- disminuyó drásticamente con la amenaza del Covid.

Las advertencias severas de protegerse en  los hogares del horrendo coronavirus dejaron desoladas las tiendas -con pocas o nada de compras-, los bares y hasta los gimnasios, grandes consumidores de “lo último” en los pentagramas.

El coronavirus y la música: mercado de audaces

Pese a todo los más audaces no han dejado de lanzarse al mercado.

Los nuevos lanzamientos de Dua Lipa, 5 Seconds Of Summer, Pearl Jam y Skepta, Chip y Young Adz, son pruebas fehacientes.

Coronavirus no tiene fronteras. La música tampoco. Menos las tiene Internet

Un ejemplo son los chicos australianos de 5 Seconds of Summer dedicados al punk rock y conocidos como 5SOS. 

Ya tienen simpatizantes y quizá compradores  hasta en el Polo Sur, donde no ha llegado ni posiblemente llegará el coronavirus.

Tampoco las ventas físicas de álbumes de los artistas están ni mucho menos extintas.

Se crea o no han estado aumentado pese a “QuedeseenCasa o gracias a las ventas a domicilio en un 0.9% semana a semana hasta llegar a las 155,084 unidades.

Quedó atrás la caída del 40,9% en los volúmenes comparados con la semana anterior a estallar la pandemia mundial.

El vertiginoso mundo musical

Las ventas de D2C, el número 1 de los australianos  5 Seconds Of Summer (28,961 ventas físicas), elevaron el volumen semanal y  aumentaron su servicio de pedidos por correo.

Un cambio momentáneo en el tug of war entre el coronavirus y la música fue la caída en las ventas físicas la semana pasada.

Pero las  descargas salieron nuevamente al rescate.

Los álbumes de artistas al descargarse y “empujar ” al mercado aumentaron las ventas en un 29.7% semana a semana hasta 91,324.

La proporción de álbumes para descargas fue del 6,8%, en comparación con el 4,3% de hacía quince días.

Finalmente, las ventas totales de álbumes aumentaron un 6,1%,

¿Qué nos dice esto?. Francamente los escépticos afirman que nada realmente. Que el  mercado sigue siendo un monstruo de caos.

Los más refinados analistas no aceptan evasivas.

Creen que se necesita mucho más que un coronavirus para destruir el vertiginoso mercado musical.

Musicadictus / Foto: Whoalice-Moore (Pixabay

Entradas relacionadas

Deja tu comentario